A veces

 A veces

las venas me crecen como raíces de un árbol gigante.

Otras veces mis lágrimas desaparecen

en una cueva que hay lado del árbol gigante 

y desconozco si tendrán salida por algún orificio.

A veces

la locura se apodera de mí

y me hace sentir lo que nunca antes sentí.

No sé si es mejor

estar cuerdo

o estar enloquecido buscando el porqué.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda