ALMAS PERDIDAS

  Hoy me siento filosófico e intento profundizar en mi alma inmunda. Mi alma me reclama y me quiere decir cosas y yo lo noto porque siento una especie de hormigueo que recorre mi cuerpo y que sale de la boca de mi estómago y llega hasta el final de mis extremidades. Por lo que deduzco que cerca de esa zona debe estar instalada el alma. El alma necesitará comer y respirar, igual que todo en éste mundo y ahí está en el sitio justo para ser cumplidas ambas funciones y así pues cuando el alma sufre, se produce una sensación como de tener hambre insaciable y se dificulta la respiración y todo esto aderezado con unas buenas dosis de angustia. 

Y no se sabe lo que va antes y que va después, si primero es la angustia lo que produce los otros síntomas o es al revés, si primero son la sensaciones de falta de aire y de tener hambre, las que después producen angustia.Bueno pues eso, hoy me siento como los cazafantasmas, pero yo cazo almas, almas gemelas o no gemelas, almas que me digan algo, almas sinceras y tiernas, almas vivas de sensaciones, almas que desborden sentimientos. Y no necesariamente tienen que ser almas que no sufren, pues el que no sufre no sabe lo que es lo bueno y por tanto, puede ser un alma que se siente feliz, pero a lo mejor lo es artificialmente y yo quiero almas plenas y pletóricas y que saben lo que dicen y porque lo han sufrido. Después de buscar almas, me pondré en contacto con ellas e intercambiaremos opiniones y experiencias y al final sacaremos conclusiones. 

Yo creo que lo ideal de éste asunto es acabar haciendo un Congreso de "Almas Perdidas", mil almas en asamblea y eligiendo el modelo de alma que queremos y por el que lucharemos y punto. Pues nada de elegir a un alma representativa, que ya sabemos que después y con el paso del tiempo, le entra la avaricia y la codicia y acaba vendiéndonos al mejor postor y ya está, ya se jodió todo el invento. Yo como alma que sufre tengo muchas vivencias y haré varias ponencias en ese congreso y espero que por fin, las almas perdidas dejemos de serlo y ya seremos almas con un sentido y un sentidiño. ¡Viva la liberación de las almas!.

Nuestras almas sufren  y nosotros con ellas, pero nosotros ya demostramos nuestra inutilidad a la hora de dar alternativas o sea que dejemos a las almas libres y en paz, para ver si por lo menos ellas son capaces de buscar una salida.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda