FRASES ENCADENADAS

 

La intensidad depende de las ganas que le pongas al asunto que tienes entre manos. En cambio la curiosidad mata al gato. Y las normas impuestas por el interés de unos cuantos, agobiará al resto de la tribu. Nada es imposible, pero hay cosas que rozan y tocan lo imposible. No hay un dios sin un cielo como no hay un demonio que no lleve rabo y cuernos. Lo del rabo se puede entender, pero lo de los cuernos de verdad que no lo entiendo. Hay demasiado cuerno quemado y hay cuernos que duelen y mucho y otros en cambio, ni duelen ni sangran ni siquiera te acuerdas que los llevas puestos. Hay personas que son mágicas y esas son las que valen, como hay personas que han sido borradas del mapa y aquí no ha pasado nada. Hay misterios sin poder resolver y hay otros, que están dibujados en un trozo de tela. Habría que entender mejor las cosas y ser más empático y menos antipático. Como diría el otro que soy ahora, no reniego de mi pasado y asumo mi responsabilidad al 90 %  y el 10% restante lo dejo por si acaso, por si acaso se acabo el mundo o muero fulminado por un rayo o me atropella un tractor en un cruce de caminos. Tampoco reniego de mi presente y este lo asumo al 100% y porque siempre estoy a tiempo de corregir mis fallos. Del futuro asumo mucho menos, quizás el 50% o el 40% y porque uno nunca puede apostar por lo que podrá pasar mañana o pasado o el año que viene. Yo, si fuera contrabandista,  gestionaría todo tipo de droga, aunque lo de la droga dura, me lo pensaría. No quiero tener la responsabilidad de haber creado un ejército de yonquis hechos polvo y con el cerebro vacíado. Por tanto, no serviría para ser contrabandista y quizá, preferiría dedicarme al cultivo de flores, plantas y árboles. Siempre me gustaron los invernaderos y me encantaría saber dominar ese mundo.Pero claro, no hay tiempo para todo y si quiero seguir escribiendo lo tendré que seguir haciendo y como mínimo, 6 horas al día. Además, de currar como médico y creo que así voy a llegar hasta los 70 años currando. A veces, pienso que mis compañeros me tendrán que llevar a currar en una silla de ruedas o  en un carrito adaptado a mis conciones de viejo casi acabado. Yo sé que exagero un huevo, cuando me llamo viejo casi acabado, pero desde luego y esta sí que es una verdad como un templo, que voy camino de ello, pero mientras tanto, que me quiten lo bailado y como dicen algunos entrenadores de fútbol "nosotros vamos partido a partido", pues yo me aplico este cuento y voy día a día. No preguntarme que haré dentro de un mes, porque no lo sé y además, no quiero perder el tiempo para marearme yo solo con ese tema. ¿Noticias nuevas?, no hay si hablamos en plan generalista, pero si hablamos del día a día, yo diría que hoy no hace tanto calor como ayer, que respiro mejor y más cómodo y que ahora son las 7 de la tarde y al día de hoy le queda muy poco. Pero os puedo jurar y eso hago, que hoy estoy muchísimo mejor que ayer y mañana, os comunicaré un nuevo parte.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda