Hice balance de mi vida


 Hice balance de mi vida

y desde esas vivo escorado.

Lo bueno, lo puse a un lado,

lo malo, lo puse al otro

y  lo neutro y anodino, lo repartí en dos partes iguales,

una, para el lado bueno y otra, para el lado malo

y sumando y restando y multiplicando y diviendo,

tuve el resultado final, de suspenso.

Pero es que es imposible sacar de media, un notable

y ya no hablemos de un sobresaliente o matrícula

de honor o sin honor,

que para el valor que tiene el honor en estas lides,

como que me da igual que lleve la coletilla de con o sin honor.

Yo hablo de aprobado o de suspenso

y sin tirarme el moco, 

hablo de suspenso alto y nunca bajo.

A veces viví instalado en el aprobado

en otras, lo estuve rozando

y en algunas otras,

que fueron pocas pero tuvieron mucho peso

viví bajo la línea de flotación

o sea viví, por debajo de mis posibilidades vitales

y esas pocas veces quedaron grabadas en mi memoria.

De todas formas mi historia me dice...

no te regodees en tus mierdas

míralas, estúdialas y tócalas

pero no te instales en ellas

y desde esas aprendí a salir al flote

un poco escorado pero siempre con la cabeza por encima del agua.























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda