DE TODO SE APRENDE

 

De todo se aprende,
hasta en el infierno
se aprende y desaprende.
De los golpes bajos,
se aprende.
De como te apuñalaron por la espalda...
también, se aprende
y ahí...
es de donde más he aprendido
y por eso os puedo asegurar
que no volveré a dar la espalda a nadie.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda