"Nueva entrada"

 

"Nueva entrada" y yo clico justo ahí, en esa pestaña de mi blog y por eso ahora estoy aquí. Es que es una tentación extraordinaria y que te incita claramente a bajar al ruedo. Antes del escribir, había y tenía tiempos dedicados al pensamiento, pero que se quedaban amputados por no saber tirar del hilo de la escritura y ahora mi misión entre otras cosas, está en juntar todos esos viejos pedazos que fueron quedando por las cunetas de mi vida. Vamos que ahora y de milagro no me he convertido en un "yo pensante", pero sí que me he convertido en un "yo creativo". Ahora tiro del hilo y salen cosas antiguas, nuevas y futuras y salen con cierto ritmo y demasiada ilusión y eso no va a indicar que de por sí, sean cosas acojonantemente buenas. Creo que en el escribir he pasado la etapa del escribirlo todo con el ansia de que me va a faltar tiempo. Ahora me encuentro más sosegado, más cómodo, más tranquilo y si me quedan cosas en el tintero, pues allí se van a quedar y no va a pasar nada por ello.

"Nueva entrada" y todos los días la veo y pocas veces me resisto a sus encantos de sirena. Esto es como lo del facebook con su consabido ¿qué estás pensando? y para incitarte a decir lo que piensas en ese momento. Hubo una época en que funcionó y yo caía cada día en el que ¿estás pensando? y así fue y así fue hasta que me cansé de sentirme incitado y coacionado a tener que decir algo y porque así lo habían programado los listillos del facebook. Supongo que tarde o temprano me pasará exactamente lo mismo con lo de "nueva entrada" del blog y al final y como me pasa siempre, haré lo que me da la gana y entraré en el blog cuando tenga ganas y escribiré cuando cuerpo, mente y alma me soliciten que escriba. No tienen porque ser los tres a la vez, me llega con que solo uno de ellos el que me lo pida.

Espero a que llegue un día en que nadie me pueda poner condiciones para que yo escriba. Las condiciones me las pondré yo mismo, pero para saber cuales son esas condiciones parcialmente, han pasado 12 años de mi vida, los 12 años que llevo escribiendo. Pero tampoco aspiro a tener unas condiciones absolutamente rígidas, enumeradas en orden de preferencia y porque el realidad, yo espero que sean unas condiciones flexibles, cambiantes y que se adapten al medio y al momento que corresponda. Uno se transforma conforme va pasando el tiempo, pues su escritura también se irá transformando. Parece de perogrullo pero no lo es.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda