Son terribles las palabras suspendidas de un hilo invisible


Son terribles las palabras suspendidas de un hilo invisible

que si tiras de él,

sale todo lo que tenías guardado

sale lo malo, lo bueno, lo indiferente

lo que no tiene nombre ni calificativo

lo que hiere y lo que mata

aquella conversación inacabada

nuestra despedida bañada en lágrimas

y bajo la lluvia de aquella mañana

nada se parece a lo que realmente fue,

ni los hechos, ni los testigos,

ni los árboles,

ni el barco,

ni el puente que había a lo lejos

ni todas nuestras promesas que el viento se llevó con él

nos acabaron dando la razón en nada.

Cuando las palabras no funcionan

quedan aquellos sentimientos que fueron reales

pero que al final se convirtieron en juguetes rotos.

















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda