ASIRIOS, BABILONIOS Y MEDOS

Hoy es Sábado sabadete y por supuesto...no habrá polvete. Años a...siglos a...y además, con este calor de los cojones, no está uno para echarse ningún polvete y está más bien para meterse en una habitación cerrada a cal y canto y con el aire acondicionado a tope. Hoy es Sábado día 10 de Agosto y es el 222.º (ducentésimo vigesimosegundo) día del año en el calendario gregoriano y el 223.º en los años bisiestos. Quedan 143 días para finalizar el año. Y un 10 de agosto por ejemplo pasó esto:
"612 a. C.: la capital del Imperio asirio, Nínive, cae a manos de los babilonios y los medos".
Asirios, que no sirios, que fueron antes de los sirios. Babilonios de Babilonia (me suenan a los persas de toda la vida) y de los Medos no tengo ni puta idea. Pero indagando en el san Google, resulta que también son persas. Todos son persas y al parecer unos son del norte (los norteños), otros del medio (los medos) y otros del lejano sur (los sudistas)... pero entre ellos se andaban a la gresca y hoy te conquisto a ti y tú mañana me reconquistas a mí y tira y afloja...Y mirar una cosa.......han pasado más de 21 siglos y el tema sigue igual que antes, guerras y más guerras...y hambrunas y exilios y ciudades destruídas de la mano del hombre y la mayoría de las veces, en nombre de dios o de alá. Y dicen que el hombre puede con todo y podrá con todo menos con su amplio poder de destrucción y porque el hombre sin destruír no se siente al completo.
Quizá deberíamos resetearnos desde los principios de nuestra historia y así empezar de cero y en términos parecidos a la paz absoluta. Y Caín no mató a Abel, ni Eva se comió la puta manzana prohibida. Ni muertes, ni asesinatos, ni torturas humanas ni animales, ni corridas de toros, ni guerras modernas ni antiguas. Violencia cero y tolerancia cero con la violencia. ¿Tan difícil es de entender esto que digo?. Un mundo sin tortura y guerras...un no sé...un empezar de nuevo desde el punto cero. Tampoco hace falta lo contrario, es decir, no hacen faltan paraísos terrenales que además, están llenos de malos bichos y peores serpientes, que entre otras cosas, transmiten y son portadores de la peor maldad inimaginable. Un paraíso terrenal debe ser un paraíso en condiciones y por eso debe ser un territorio libre de violencia y la puta serpiente venenosa debe de estar de adorno y si aún así y todo te ataca...que te coma a besos con lengua. ¡Que asco!...no puedo ni imaginar que una asquerosa serpiente me coma la boca a besos. Y veis, así empezaron las primeras guerras...a uno le dio asco el beso de la serpiente (a los norteños), al otro le dio por venerar sus putos besos asquerosos (a los sudistas) y así fundó la secta de la serpiente que daba unos besos tan hermosos que te dejaban sin aliento y sin ganas de comer y por el medio surgieron los medos, que preferían las culebras sin veneno a las serpientes todoterreno. Y ahí se empezó a liar tanto la cosa... y de tal manera...que la guerra y la violencia perduraron hasta nuestros tiempos...Véis así se cuenta la historia y no como nos la cuentan.





























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda