DON DINERO

 

Que sí, que el dinero, es don dinero. Qué si tienes pasta a mansalva, tendrás mucha más pasta, pero si tienes poca, ésta se te irá encogiendo con el tiempo y hasta que al final, acabes debiendo tu vida al banco ladrón de turno. Y mira que somos gilipollas, pues de nosotros viven los bancos y cuando vas a sacar pasta te la dan como si fuera un puto favor que te hace el banco. Y es más, chupas más cola que en ningún sitio, pero todo el mundo se calla, no vaya a ser que por protestar, se vayan a quedar con tu dinero. Es don dinero el que manda ¿o no?
Y las comisiones y los intereses de demora y la tarjeta plata y la tarjeta oro y... y ...y los beneficios ¿donde están?. Y saca de aquí y saca de allá y los de acullá también y céntimo a céntimo y euro a euro van sacando beneficios como lo que son, como auténticos chorizos que vivien de rapiñar a los demás mortales. Pero tú sigues pensando que los bancos son cojonudos y porque como ellos dicen, se preocupan por tu dinero. Es don dinero ¿o no?. Es don dinero el callar tanto, es don dinero saber que te están robando y que te vayan dando y porque siempre, te voy a robar un poco más.
Valientes ovejitas somos, decimos muuu o beeee por detrás de los demás y para que no nos vean los que están por delante. Cuando lo que había que hacer, es empezar a quemar bancos y que no quede ni uno en pie y además la pasta que tú piensas que la tienen en la caja de seguridad y toda blindada y con alarmas por doquier, pues resulta que allí no está, pues sino prueba algún día y con la nómina recién calentita, prueba a pedir 2.000 o 3.000 euros de sopetón y ya verás como te dice el empleado de turno, que para sacar esa cantidad tenías que haber avisado anteriormente (¡para 2.000 0 3.000 euros!). No te jode, es mi pasta gansa y aún encima ¡tengo que avisar!. Pues bancos y banqueros os vamos a quemar el chiringuito y el chollo que tenéis con nosotros se va a acabar. Y mañana empecemos, ¡ya!.

























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda