ME ASUSTA...

 A veces me asusta el estar solo,
pero también me asusta cobijarme en tu regazo,
así, arropado por tus cálidos brazos,
y mecido por el aire que crean tus dedos.
Me asusta la soledad, la muerte,
la lujuria de tus besos,
pero también me asustan,
las dudas existenciales
y los temores ancestrales.
Me asuntan las tormentas de verano,
los rayos, los truenos, los relámpagos,
las tardes de granizo sin previo aviso,
las mañanas de blanca escarcha
y el morir más solo que un perro.
Me asustan los días siniestros,
la mala suerte, la mala idea,
el perdona... como coartada,
el lo siento... como alimento,
y el te quiero... pero ahí te quedas.
Me asustan tantas cosas
que a veces me arrepiento de mis propios sentimientos,
yo nací para vencer en la vida,
para dar un paseo triunfal
y para culminar mi meta,
que no es otra,
que andar de pie y nunca de rodillas ante nadie.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda