SER ALGUIEN...

 Y lo de querer ser alguien... ¿como se come?. Porque ser alguien significa de todo y es que ese concepto de alguien no es lo mismo para mi vecino que para mçi. Ser alguien para muchos significa pasta, nadar en pasta, limpiarte el culo con pasta verde y reluciente, comprarse lo que les entre por los ojos y por los huevos y tirar lo que apenas ha sido usado y porqué sí. Bueno, algunos lo adornan con preciosos viajes que ofrece el Corte Inglés y en su agencia de viajes y digamos que esta es la rama más excéntrica o la más dejada, pero dejada de aires y vestimentas, que no de pasta y porque se agarran a ella como si se les fuera la vida en ello. Después están los que desean el poder, el poder político, el poder que les otorgan las masas populares y con el que ellos, harán morcillas choriceras. Ya sabéis de que va, el placer de mandar y mangonear, el placer de hacer favores para cobrarlos en especies, el falso amiguismo, las fiestas de todo tipo y de toda enjundia, el despiporre de drogas legales e ilegales, las noches de putas con el viagra en la boca y una raya de farlopa en la nariz.

Y es que no es tan difícil suponer como unos capullos se lo van a montar y porque todo va a girar sobre las drogas y el sexo, pero de sexo comprado (por supuesto). Bueno, faltarían las grandes comilonas, las vacaciones entre la jet set, los coches de última moda, el yate con remaches de oro y plata, el ir de procesión al Rocío, esquiar en Baqueira, pasar las navidades y el fin de año en las Bermudas y eso sí, los domingos ir a misa y sin faltar, vamos que los domingos hay que mostrar el lado más familiar y religioso. Y bueno, seguro que se me olvidan un montón de cosas, pero no se trata de hacer una lista de boda, se trata de entender de que van éste pedazo de capullos.

¡Joder! si yo tuviera pasta a mansalva no haría ni una cosa de lo que hacen ellos y porque mira que por la vida quedan cosas bonitas y maravillosas por hacer y que no cuestan casi nada. No sé, hay cantidad de lugares entrañables y solitarios, hay lugares aislados y que están rodeados de bellos bosques y donde cerca pasa un río o que nos brindan una vista al mar que te cagas o hay ciudades hermosas donde predominan la piedra y los rincones más escondidos y es que hay tanto por ver y por sentir y por amar...que la pasta suena a anécdota...suena bien, pero sino te esclavizas de ella sonará mejor.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda