VALIENTE Y COBARDE


¿Cómo se puede ser valiente sin ser un cobarde?.
En principio... valientes lo somos todos,
pero cobardes, también lo somos.
Valiente se es (si realmente lo eres)
y nadie te va a poner medallas poe ello
y tendrás que aprender tú solo a gestionar tu valentía.
En cambio si actúas como un cobarde
saldrán millones de dedos señalándote
y en cambio de medallas te pondrán un cartel que diga:
"Soy un Cobarde"
y así, algunos te lapidarán
mientras otros, te escupirán en la cara.
Claro que puede pasar que
algunos cobardes se convirtieron en valientes o viceversa
y porque el camino de la valentía es difícil de mantener
y el de la cobardía toca la dignidad de la persona
y a veces,
ese es el gatillo que te dispara al otro lado.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda