DESAPARECIDO

 Puede que últimamente nadie me haya visto,

puede que haya sido declarado, desaparecido,

que el último día en que nos vimos

fuera aquél jueves del mes de mayo

afuera llovía a cántaros

dentro se sudaba del calor que hacía,

tú te habías pedido una cerveza

y yo un gin tonic.

Yo prefería quedarnos en la barra

en cambio tú me indicabas una mesa

y al final, nos sentamos cada uno a un lado de la mesa

frente a frente y con la mirada llena de impaciencia

olía a tierra recién mojada

se hacía insoportable el ruído agudo de la cafetera

uno, miraba por encima del hombro del otro,

el otro, miraba como volaba una mosca,

dos tragos de cada cosa,

dos largos tragos y más largos fueron los silencios

se cortaba el aire de denso que era

se nublaba la vista y las palabras no brotaban

total que al final nos miramos de nuevo,

y al mirarnos comprendimos que no había nada que decir,

dos nuevos largos tragos

y sin más, nos levantamos.

y yo una vez que salí por aquella puerta,

nadie volvió a encontrarme jamás.

Desde aquellas estoy desaparecido

y creo, que seguiré...



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda