¡CEREBRO COÑO!

 

A ver, a ver que hacemos con tanta mierda que anda suelta, porque mucho bla, bla, blá y todos tenemos que revolucionarnos un mucho y porque a nuestro alrededor revolotean los descerebrados y a esos sí que no los revoluciona ni dios bendito. Vamos a ver, si acabo de leer que un alto cargo de la empresa Amazon, dijo en una entrevista que ahora el mercado del correo se hará por Drones (y no me toques los cojones) y esa entrevista y sólo por el hecho de que este papahostias dijera esa noticia, tuvo millones, pero millones de visitas por Internet.
Y cuando se hacen colas y colas y hasta de varios días para ver un partido de fútbol. Y cuando se hacen aún más colas para comprar el último modelo de aifon 12, 15 o 17 o 27. O sea que nuestra vida puede cambiar según tengamos Drones o si gana o pierde  mi equipo de fútbol o de que tenga el modelo de última generación del aifon recién salidito del horno y para ello si hay que pasar varios días a la intemperie, se hace y punto. Entonces ¿qué hacemos?, que hacemos los que presumimos que aún nos queda un  poquito de cerebro. ¿Lo empleamos en inventar nuevas artes de fumigar o en mejorar los hornos crematorios?. Porque la basura no es solo lo que nos sobra, la basura a veces tiene dos patas y deambula por nuestra aceras y circula en coches por las carreteras.
Llamamos a Superman y que se encargue o aplicamos las purgas de nuestro entrañable amigo Stalin. Pero algo hay que hacer, el mundo no puede evolucionar para bien con tanto imbécil disfrazado de persona. Y después hablan del exceso de uso de los móviles, fotos, mensajes, llamadas y correos y si dices que hay que celebrarlo, pues venga una foto y si dices lo contrario, pues otra foto y para recordar ese momento de baja tonalidad. Y nadie pide que se regale un poco de sentidiño, nadie quiere tener o usar más su cerebro.
 El cerebro, esa sustancia que envuelve millones de neuronas y que se tiene para ser usado y no maltratado. Ahora la inteligencia se mide según sepas usar máquinas modernas y según te manejes en sus miles de aplicaciones. Y si eres un patoso en el tema, es que no enteras de que va la película. Cuantos listillos pululan con los ordenadores, cuantos te dicen que saben lo que realmente no saben. Pues nada, que estos descerebrados son una legión que piensa que con un móvil o un ordenador son más inteligentes que nadie y de tan inteligentes que son, te miran con desprecio por encima del hombro y ¿este burro adonde va?.
Pues este burro (o sea, yo) va a donde le sale de los cojones, pero este burro no hace colas para comprar una mierda de móvil que va a durar dos días y porque a los dos días se quedará anticuado, ni hace una acampada en una puta acera para comprar una entrada de cualquier evento, a este menda (que soy yo)las acampadas le gusta hacerlas en el monte o en la playa y alrededor de una hoguera. ¿Se entiende la diferencia?. Y ahora que alguien me diga, ¿quién es más listo?, ¿el que tiene el último iafon o el que aún tiene un poco de sustancia dentro de su cerebro?.























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julia Uceda